Plan para desbloquear el eurofondo para depósitos

[Fuente: Expansión]

La Comisión Europea va a analizar una propuesta alternativa para crear un eurofondo de garantía de depósitos (EDIS, en jerga comunitaria), que debería proteger los primeros 100.000 euros de los clientes bancarios de la zona euro, independientemente de la nacionalidad de la entidad. La negociación de la propuesta inicial lleva más de dos años atascada por la reticencia de los países del núcleo duro del euro (Alemania, Holanda y Finlandia) a compartir riesgos con los socios del sur. En la propuesta de alternativa, el fondo de garantía nacional siempre entraría en primer lugar a la hora de sufragar las necesidades de liquidez o de cobertura de pérdidas de depósitos protegidos. Pero hasta un máximo del 90% de su capacidad. Después sería la estructura europea la que se haría cargo. Lo que quedaría abierto para la negociación es el porcentaje que cubriría cada uno. Por ejemplo, el fondo de garantía nacional podría estar obligado a cubrir el 80% de los costes el primer año del EDIS; el 60% el segundo año; el 40% el tercer año y así sucesivamente. Llegar al 0% sería una posibilidad que siempre estaría ahí, pero a la que no sería necesario comprometerse ahora. La aportación de cada banco se calcularía en función de su perfil de riesgos. Para la parte nacional, teniendo en cuenta su riesgo dentro del sistema nacional, y para la parte europea, su riesgo dentro de la Unión Bancaria. Este planteamiento siempre pone por delante a los fondos de garantía nacionales, lo que debería apaciguar a los países más reticentes a una mutualización completa y simplemente deja en el aire el ritmo de la mutualización. También quedaría abierta la posibilidad de imponer condiciones para pasar de una fase a otra. Según ha podido saber EXPANSIÓN, técnicos de la Comisión Europea ya han analizado informalmente esta propuesta alternativa y el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis,se reune hoy con su autor, Jonás Fernández, eurodiputado español coordinador de la posición del grupo socialdemócrata en el dosier. El planteamiento de Fernández se basa en dos premisas relacionadas: el eurofondo de garantía de depósitos debe romper el círculo vicioso entre los Estados y sus bancos y debe imponer las mismas reglas de juego a todas las entidades, independientemente de su país de origen. Para ello propone un sistema de fase única, con mutualización de riesgos gradual y en el que nunca habría que recurrir a los Tesoros nacionales para hacer frente a posibles necesidades extra de fondos. La propuesta actual de la Comisión, en cambio, contempla tres fases, una de reaseguro, otra de coseguro con mutualización gradual creciente y otra de mutualización plena (un bote común que cubriría a todos). La de la ponente de la eurorocámara, la holandesa del PPE, Esther De Lange, es mucho menos ambiciosa: plantea dos fases, reaseguro y coseguro y, esta última, con una mutualización de riesgos muy limitada y siempre con el Tesoro público de cada país como último responsable.

 

2018-01-29T10:14:43+00:00 29 January 2018|Actualidad legislativa|