FUSIONES Y ADQUISICIONES/ Los inversores internacionales están detrás de la mitad de las fusiones y adquisiciones en España.

[ Fuente: Expansión]

Los extranjeros copan el 52% de las compras en España.

Madrid España sigue ejerciendo de foco de atracción de los inversores internacionales en las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés). En el primer semestre del año, el 52% de las operaciones de este tipo en la península ibérica tuvo detrás a inversores internacionales, según un informe publicado ayer por boutique de banca de inversión Livingstone.  En el informe se explica que el grueso de las 231 fusiones y adquisiciones cerradas en la región se produjeron en España.  La firma explica que el crecimiento macroeconómico del país, el mayor entre los grandes de la zona euro, está detrás de la mayor actividad en el área de M & A. También destaca que, aunque el volumen es aún bajo, no lo es tanto como en otros países del Viejo Continente.  Livingstone remarca la intensa actividad de los fondos de capital riesgo internacionales en España en los seis primeros meses del año. Entre otras operaciones, destaca la compra del 25% de CLH adquirido por CVC y el 20% que compró Macquarie; la participación del 40% en Telxius de KKR o la compra de la plataforma de fondos para clientes institucionales Allfunds Bank por parte de  Hellman & Friedman y GIC.  Portugal aporta 50 operaciones a la actividad en la península ibérica este año. La más significativa es la venta de un 75% de Novo Banco al fondo estadounidense Lone Star por 1.100 millones.

Presencia internacional De las operaciones de fusiones y adquisiciones llevadas a cabo en España y Portugal hasta finales de junio con participación de inversores internacionales, en un 61% estuvieron presentes firmas europeas. El interés despertado por las compañías españolas se da también en América (un 26%), Asia y Australia (un 10%) y Oriente Medio y África (un 3%).  Por sectores, el de consumo es el que más operaciones concentra en la península ibérica, con 28 transacciones. Le siguen energía (22), ocio (22) y servicios financieros (18). El informe hace especial mención al sector inmobiliario, por el desarrollo de la nueva construcción y la “lenta apertura del Gobierno a los programas de obras públicas”. Este sector protagonizó ocho transacciones en el periodo estudiado.  El tono del informe es positivo sobre la actividad en España, aunque no hace mención expresa a Cataluña y su posible impacto en la actividad del negocio de la banca de inversión. “Después de varios años de compras oportunistas de activos inmobiliarios, deuda bancaria y el predominio de los fondos de reestructuración, el regreso de compradores estratégicos y fondos de capital riesgo ha sido notable. Parece que hay un consenso en que la crisis española ha quedado atrás”, indican.

2017-10-17T09:54:45+00:00 17 octubre 2017|Actualidad del sector|