La banca teme colapsos por el nuevo ‘DNI de las empresas’

[Fuente: Expansión]

CÓDIGO LEI/ El próximo 3 de enero entra en vigor Mifid II, que obliga a obtener  un número de identificación. Solo lo tienen 25.000 de 300.000 personas jurídicas.

El próximo 3 de enero entra en vigor, en toda Europa, la directiva sobre mercados de instrumentos financieros, más conocida como Mifid II. Entre otros cambios regulatorios, esta nueva norma comunitaria obligará a que todas las personas jurídicas (empresas, asociaciones, fundaciones…)  que quieran operar en los mercados tengan en vigor el conocido como Código LEI. Este código LEI (Legal Entity Identifier, en inglés) consiste básicamente en un número de identificación internacional dirigido solo a las personas jurídicas con el que estas podrán operar en todo tipo de mercados. Este identificador solo lo pueden emitir los registradores mercantiles. Fuentes del sector bancario alertan de que la fecha de aplicación de la Mifid II se acerca y, sin embargo, todavía son pocas, muy pocas, las personas jurídicas que han realizado las gestiones para contar son su código LEI. Según cálculos de la Asociación Española de Banca (AEB), de las cerca de 300.000 entidades que actualmente operan en los mercados en España, apenas 25.000 han obtenido su número de identificación.

Miedo al cuello de botella

Desde el sector bancario español reconocen su inquietud ante la posibilidad de que en los últimos días del año se agolpen la mayoría de peticiones de empresas y otras instituciones que quieran obtener su LEI y que, por ello, se pueda formar un cuello de botella que pueda afectar tanto a clientes como a entidades. “Hasta para cobrar un dividendo se necesita el LEI. La normativa es clara y dice que no se pueden hacer operaciones con clientes sin este código”, advierten fuentes próximas a la patronal. Los bancos están obligados a negarse a cualquier operativa con un determinado cliente si saben que efectivamente éste debería contar con un número de identificación LEI. El pasado mes de mayo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) avanzó mediante un comunicado la necesidad de que las personas jurídicas solicitaran su código LEI. Esta llamada fue acompañada por una campaña de notificaciones a cada cliente llevada a cabo por las entidades bancarias.  El éxito de esta primera campaña fue muy limitado, ya que según explican fuentes del sector la proximidad del verano llevó a muchas empresas a posponer la solicitud del identificador para la vuelta de vacaciones. Ahora, a poco más de tres meses para que la directiva esté en vigor, la banca considera que el margen temporal se ha estrechado y los afectados por esta nueva normativa han de tramitar su código ya para evitar posibles problemas o colapsos en los últimos días. El coste de solicitar este número (unos 120 euros) lleva a pensar al sector que no todos los clientes querrán obtenerlo. Por ello, desde la banca se ha reclamado a la CNMV que permita vender sin que sea necesario el código LEI.

La fecha para aplicar esta norma se acerca y sin embargo son pocas las empresas que ya tienen el LEI

“Hasta para cobrar un dividendo hace falta el código. No podemos operar si el cliente no lo tiene”

La Asociación Española de Banca (AEB) alerta de que el plazo para que los clientes soliciten el LEI se está agotando. Es imprescindible para operar en el mercado. Por el momento, de las 300.000 personas jurídicas que deberían tenerla, tan solo la han obtenido unas 25.000.

 

1¿Quiénes están obligados a solicitarlo? El LEI es un código alfanumérico (20 dígitos) que han de solicitar todas las personas jurídicas (empresas, asociaciones, fundaciones…) y que operen en los mercados de alguna manera. Cada número es único, insustituible e invariable en el tiempo, como un documento nacional de identidad para las personas físicas.

 

2¿Dónde pueden conseguir este código? En España, los organismos encargados de expedir  el LEI son los registros mercantiles, coordinados a través del Colegio de Registradores. De hecho, se ha habilitado una página web para poder gestionar la solicitud de este código de manera telemática: www.justicia.lei.registrador es.org.

 

3¿Cuánto cuesta y qué plazos requieren la tramitación del código LEI? Obtener este número no es gratuito. La expedición del mismo supone un pago inicial de unos 120 euros y una cuota anual de otros 50 euros para que esté activo. Fuentes del sector señalan que se tramita en el entorno de las 48 horas.

 

4¿Qué sucede si no se solicita el LEI? Los bancos tienen la orden de no operar con quien no disponga de este código. En el caso de tener que operar pasado el día 3, un hipotético colapso esos  días podría retrasar más aún los trámites y, por tanto, ocasionar pérdidas no previstas a los clientes.

2017-09-28T16:41:32+00:00 28 septiembre 2017|Actualidad del sector|